Hoy queremos aportar otro maravilloso recurso, una excelente recomendación, para seguir ayudándonos a nosotros mismos en la labor de favorecer la buena salud capilar. 

Cuando tenemos un problema capilar, la dinámica actual para solucionarlo suele ser recurrir a los expertos, ya sea un dermatólogo u otro especialista. Es decir, parece que tenemos claro que nosotros, personalmente, no podemos ocuparnos de nuestro propio cuidado capilar. 

En Elena Busto | Essential Beauty os ofrecemos información y conocimientos para que sepáis cómo prevenir e incluso corregir determinadas alteraciones capilares. 

 

Con esto no queremos decir que en algunas circunstancias concretas no sea necesario recurrir a los especialistas, pero sí os aseguramos que hay formas de actuar que os vamos a explicar, antes de concretar esa consulta. 

No cabe duda de que, a veces, un diagnóstico adecuado puede ser de gran ayuda. Pero cuidado, ese diagnóstico es el resultado de un análisis de los síntomas y muchas veces nos somete a una especie de sentencia y nos deja sin la oportunidad de actuar por nosotros mismos. 

En nuestra opinión, un diagnóstico no tiene que llevar implícito un pronóstico. 

El propósito de muchos tratamientos convencionales es combatir esos “síntomas”, de manera local. 

Por ejemplo, pueden hacer desaparecer la caspa o la seborrea en un abrir y cerrar de ojos, pero ¿cuál es el origen del problema? Es posible que, el tratamiento de resultado inmediato que utilicemos sea tan agresivo, que nos provoque una repentina caída del cabello. Sabemos que esto ocurre. 

La filosofía de Elena Busto | Essential Beauty va encaminada a conseguir el equilibrio en el cuero cabelludo, que regulará su actividad de manera natural y progresiva y así resolverá los problemas de manera duradera. 

 

Reyes Ocón ha resuelto satisfactoriamente los problemas de sus clientes y nos deja el testimonio de que nuestros consejos se cumplen:

 

También hay que conocer la importancia de la acción preventiva. 

Hoy voy a presentaros uno de estos consejos para prevenir la caída del cabello, realmente efectivo y fácil de poner en práctica: el masaje craneal. 

Es necesario comprender que los milagros de resultados inmediatos no existen. Lo importante es cambiar algunos hábitos, aquí puedes ver nuestro artículo donde te doy tips para fortalecer el cabello y evitar su caída, y utilizar productos naturales efectivos y poner en práctica nuestro consejo de hoy.

Con esto podemos garantizar una notable mejoría al cabo de varias semanas. 

Cuando realizamos a diario y de manera constante un masaje capilar o craneal -ya sea automasaje o aplicado por otra persona- favoreceremos estos tres puntos vitales:

  1. La relajación de la zona
  2. Una mayor irrigación 
  3. La estimulación del flujo sanguíneo 

El primero evita la caída del cabello porque la tensión en el cuero cabelludo favorece su caída. Y los dos siguientes facilitan la llegada de más nutrimento a la sangre del folículo piloso.

Ya hay muchos centros dedicados al cuidado capilar que utilizan el masaje craneal como tratamiento. Pero si queremos practicar el automasaje, debemos conocer unas pautas para hacerlo correctamente. 

¿Os resultaría interesante un vídeo tutorial para aprender a masajear la cabeza? 

Dejad vuestra respuesta en comentarios.

En Ayurveda, podéis ver el masaje Shiro Champi, muy efectivo contra la caída del cabello. 

Aquí os proponemos unos vídeos breves de introducción a este masaje. Los vídeos se grabaron en el congreso de peluquería ecológica y los practicó Raju Gohel. 

Raju, experto en Ayurveda, nos explicó que en India es tradición familiar aplicar este masaje antes de acostarse. Y quizá esta tradición tenga algo que ver con la calidad y belleza del cabello de los indios, de sobra conocidas. 

 

 

 

Lo recomendable para paliar la caída del cabello es una aplicación diaria de masaje utilizando el spray Dynamic (no necesita aclarado) o No Frizz (si no es excesiva la cantidad, tampoco hace falta lavar el pelo) y dejar actuar al producto. 

White Orchid es una línea pensada para proteger, aportar, equilibrar, reconducir el cabello y el cuero cabelludo a su estado óptimo natural para una buena salud capilar.